lunes, 4 de enero de 2016

CARTA DE UN RUNNER A LOS REYES MAGOS

Queridos Reyes Magos:

 Como sabéis, un año más sigo corriendo, porque desde que encontré esta manera de evadirme lucho cada semana por superarme a mí mismo y los entrenamientos son una forma demostrarme que siempre puedo un poco más.  Sé que no he sido un corredor modelo, que la pereza o el cansancio, por haberlo dado todo en el entrenamiento, no me han dejado fuerza para cumplir con los abdominales y lumbares que dicen los mas veteranos que hay que hacer todos los días para fortalecer el core  y que, aunque he calentado antes de cada entrenamiento para no lesionarme, la pasión por entrenar ha hecho que sobrepase mis límites demasiado rápido.

Sí, lo sé, me he pasado con el quilometraje semanal, con los ritmos, no he respetado el descanso y eso me ha llevado a alguna lesión  a la que no he hecho el suficiente caso. He corrido con alguna molestia, pero al final he sido sensato y cuando no podía ni caminar he dejado de correr, después del descanso me he sentido como nuevo. Sabéis que me gusta comer y disfrutar con la comida, pero no nos engañemos, vosotros, que estáis un poco gorditos y os acabáis el turrón que os dejo cada año, sabéis lo difícil que es seguir una alimentación bien equilibrada para rendir al máximo en las carreras, otro año más me propongo darle a mi cuerpo el mejor combustible para rendir al máximo, pero no prometo cumplirlo hasta el final porque sé mis limitaciones. Sí que me esforzaré al máximo en las series para correr más rápido en las carreras populares , porque ya sabéis que como es la parte qué más me cuesta a veces me las he saltado encontrando mil escusas para no hacerlas. Os prometo que este año haré las series todas las semanas y que haré rectas al final de los entrenamientos , ejercicios de fuerza  y de técnica de carrera  porque según dicen se consigue mejorar las marcas en las carreras populares y por lo que veo no es tan duro como hacer series. Este año no os pediré material para correr, me bastó colgar en mis redes sociales un artículo  que hablaba de los regalos con los que sorprender a un runner y ha sido mano de santo para que el gordito de rojo y los amigos invisibles de la empresa, de mi familia y de mis grupos de amigos me sorprendieran con gadgets para correr que no me compraría por mi mismo. No, Sus Majestades, este año ni zapatillas ni ropa de correr, sabéis que soy muy maniático con mis zapatillas y mi ropa de correr, y la decido a conciencia y después de comparar muchos modelos . Además os aseguro que con lo que estoy ahorrando en copas me da de sobra para no escatimar ni en zapatillas ni en ropa. Lo que os voy a pedir este año tiene más que ver con mantener mi motivación. Y mi motivación, ya sabéis que es lo que me saca de casa para entrenar ¿que os voy a pedir?, tomad buena nota: - Que se abaraten las carreras populares: Queridos Reyes Magos, es sorprendente el boom del running, y eso es genial, es genial ver las calles y los parques llenos de gente corriendo o entrenando, es genial que ya no seamos vistos como un fenómeno extraño. Eso ha hecho que proliferen las carreras en cada pueblo y en cada barrio y me encanta, pero este boom del running trae consigo que se vea el running como una forma de negocio. Entiendo que por cada km de competición se pague 1 euro, siendo el precio de una prueba de 10km unos 10 euros de inscripción o de una maratón unos 45 euros, pero hay pruebas de 10 km que ya están en los 20 euros de inscripción y así no se fomenta el atletismo popular. - Originalidad en las bolsas de corredor: El precio de las carreras populares cada vez es menos popular, y el contenido de la bolsa de corredor cada vez menos original. Es cierto que ya nadie incluye camisetas de algodón en la bolsa, pero ya es poco original incluso la típica camiseta técnica. Tengo el armario lleno de camisetas técnicas, son muy buenas y las uso para entrenar, pero ya no se qué hacer con ellas. Comentadle a los organizadores que si se diesen gorras, calcetas compresoras o calcetines, también muy útiles para el runner de a pie, tal vez darían a la carrera un toque de originalidad que nos animaría a inscribirnos. - Que se controle que no se corra sin dorsal: El precio de las carreras cada vez es mas alto, pero no olvidemos que hacer una carrera popular es voluntario y nadie nos obliga a competir. Correr sin dorsal nos perjudica a los que pagamos la inscripción, no solo porque sobrepasar el cupo de participantes que prevé la organización sino porque ocasiona embotellamientos que no nos dejan correr como quisiéramos y también porque se han dado casos en los que no queda avituallamientos para los corredores menos rápidos que sí han pagado su inscripción. Os pido, que desde Oriente, animéis a los organizadores que igual que en el atletismo profesional se hacen controles antidoping, en el atletismo popular se hagan controles antigorrones. - Mejorar los avituallamientos: ya lo dicen en el artículo cuanto y que tomar durante la competición, que a partir de 50-60 minutos de carrera continua es conveniente tomar algo sólido, por eso en las carreras de más de 15 km, y sobre todo media maratón y maratón, no debería faltar avituallamiento con fruta o geles. Aún no he visto ninguna media maratón que incluya avituallamiento sólido en carrera. Estoy seguro que en vuestro largo viaje cada hora les ofrecéis algo de comer a vuestros camellos, para que lleguen a nuestras casas con fuerza. Los runner también queremos llegar con fuerza a la meta y no encontrarnos ningún muro ni ningún “tío del mazo” durante la carrera. - Carreras los sábados: El fenómeno del running se extiende, por eso cada vez hay más carreras populares, pero hay otro fenómeno, el del turismo del running. Sabéis que me gusta viajar, y cada vez que viajo meto las zapatillas y la ropa de correr en la maleta para disfrutar de mi pasión por correr en cada ciudad que visito. Para los que corremos es un lujo que una ciudad de primer nivel corte el tráfico para que una maratón o media maratón atraviese sus calles mas emblemáticas. Estas carreras suelen ser los domingos, y una carrera de mas de 20 km nos deja muy cansados como para emprender el viaje de vuelta. Los que corremos siempre nos planteamos que si tenemos que hacer 200 km o más para correr por una gran ciudad, lo ideal sería lo siguiente: ir el viernes por la tarde para recoger el dorsal; correr el sábado por la mañana; descansar el sábado por la tarde; celebrar nuestra “victoria personal” el sábado por la noche en la ciudad que nos acoge y dejar el domingo para disfrutar de un paseo tranquilo por la ciudad y volvernos por la noche. Creo que este planteamiento no sólo es bueno para los que corremos, sino también para los ingresos de la ciudad que acoge. Vosotros que venís de muy lejos seguro que también empleáis el 6 de enero por la tarde para descansar y celebráis las sonrisas de los niños el 6 de enero por la noche en la intimidad, para el 7 de enero volveros tranquilamente a Oriente. - Que el recorrido de las carreras esté bien señalizado y bien medido: Ya no es un artículo de lujo llevar un GPS que nos marque la distancia y el ritmo al que corremos, pero aun así no esta de más que se marque la distancia con paneles en las carreras correctamente y no de forma “aproximada”. Los corredores lo medimos todo y nos gusta que esté todo bien medido. Es muy difícil organizar bien una carrera y que haya voluntarios en cada cambio de dirección, pero es muy duro ir corriendo y no saber por donde sigue la carrera y más de un corredor se ha equivocado en el recorrido haciendo metros de más ¿o acaso vosotros no seguíais la estrella para llegar a Belén? Os pido también que el recorrido de las carreras esté bien medido. La mayoría llevamos GPS y aunque el GPS tiene un margen de error, no es lógico que sea el mismo margen de error en todos los GPS y ya os decía que a los corredores nos gusta medirnos con precisión y más cuando nos medimos en una carrera que hemos preparado duramente. - Que haya WC en las carreras: Los corredores entrenamos duro para darlo todo en una carrera popular, nos hidratamos bien el día de antes  y nos ponemos nerviosos justo antes de una carrera como los estudiantes cuando van a un examen y, ¿que ocurre?, pues que nos hacemos pipí y hay pocos WC públicos, así que con frecuencia hacemos largas colas para eliminar líquidos o bien se ven corredores escondidos haciendo aguas menores donde nadie les ve. Además, hay runners que necesitan ir el WC a mitad de carrera para otros menesteres (el flato, la diarrea y las ganas de vomitar mientras corres) y en pocas carreras he visto WC móviles durante el recorrido. Somos corredores, y entre nosotros no está bien visto hacer en carrera lo que hacen vuestros camellos por el desierto en vuestro viaje desde Oriente. - Que no se me critique por ser corredor: Queridos Reyes Magos, a estas alturas, los corredores aún soportamos comentarios del tipo “correr es de cobardes” o que “correr te esta dejando demasiado delgado”. ¿A vosotros tambien os critican por venir de tan lejos para repartir ilusión a los niños? No conozco ningún corredor que diga “estar todo el día en el sofá comiendo te esta poniendo muy gordo” o “no correr es de vagos” porque somos educados y respetuosos, pero ese tipo de comentarios a veces molestan. - Que el running no sea un fenómeno pasajero: la vida saludable está de moda desde hace mucho tiempo y por extensión el running también. No dejéis que esta moda pase, queremos ser cada vez mas los que nos apasionamos por correr. Que se haya extendido el fenómeno del running ha hecho de correr no solo una forma de cuidarse o de retarse si no también una forma de compartir experiencias y de hacer amigos. - Que el running sea noticia: Los corredores nos juntamos en clubes y equipos para correr y entre nosotros tenemos ídolos de barrio o de ciudad, gente cercana a quien envidiamos sanamente por sus marcas o su forma de correr. En cada carrera, al cruzarnos con el grupo de africanos que va en cabeza, los runner los miramos con admiración y a casi nadie se le escapa mirar el tiempo que ha hecho el ganador. A pesar de que el running es realmente un deporte popular, nadie apoya a los atletas de primer nivel y las marcas de nuestros atletas profesionales no son noticia en los medios de comunicación, mientras que sí acaparan los medios asuntos nada relevantes de otros deportes menos practicados, y los runners también necesitamos ídolos de nombre nacional en quien fijarnos. Queridos Reyes Magos os habrán llegado muchas cartas, gracias por leer la mía, espero que me traigáis algo de lo que os pido porque aunque me queda mucho por mejorar como corredor, lo que más me gusta de mi pasión por correr es pensar que siempre puedo un poco más. Sé que este año podré un poco más, pero necesito marcarme metas que estén bien organizadas, que me ayuden a seguir haciendo de mi pasión una forma de vida saludable. Atentamente: Un loco del running.
Tortugas Veloces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario